EDICIóN GENERAL

El desahucio en las aulas

En estos casos lo peor es ser maestra y tener que mantener, como maestra, una postura diplomática y conciliadora; porque lo que te sale de normal es cagarte en los muertos de los legisladores que permiten estas cosas y ciscarte en las prostitutas progenitoras de los funcionarios públicos que no se declaran objetores de conciencia... Pero ganas, no faltan, os lo aseguro.

menéame