EDICIóN GENERAL

Un jefe que grita suele ser un mal jefe, aunque no lo parezca. Antes que gritos, formación

Yo tenìa una jefa que se comunicaba a voces. Con todo el mundo. Yo la sacaba de quicio porque no le seguía la corriente, "no tenía sangre". Sangre no sé, pero más educación sí. No me marché porque encima no tendría derecho a paro, así que opté por ponerme cascos y esperar a que se cansase de tenerme allí como un mueble.

menéame