EDICIóN GENERAL

Un jefe que grita suele ser un mal jefe, aunque no lo parezca. Antes que gritos, formación

Un buen jefe es el que no grita y al día siguiente pone al inepto en la cola del paro.
Hablando de jefes. Uno que tuve me gritaba a menudo cuando algo que yo hacía no era de su gusto. ¡La gente que hace cosas vulgares y mediocres, es vulgar y mediocre y no merece la pena! Jamás me decía lo que estaba mal, simplemente no estaba bien y punto. Una vez se me hincharon las narices y, en vez de darle una hostia, le dije ¡la gente que hace que sus empleados sean mediocres y vulgares no tiene ni puta idea y no merece la pena!

#24 A lo mejor ese jefe que tuve se convirtió de repente en buen jefe: dejó de gritarme y me echó.
#23 Claro, si no le gusta lo que haces, pues a la calle, no en vano las empresas no están para moldear a gente, eso es solamente en las películas.
#27 Sep. Pero no se puede gritar, ni siquiera a un crío (que es lo que yo era para él). No son maneras. Lo que pasa es que este hombre no explicaba nunca lo que quería. Desde el primer día me gritó. Me mandaba hacer algo, cuando lo terminaba, me lo deshacía a gritos y lo hacía él de nuevo. Desde mi punto de vista, le quedaba incluso peor que a mi. Era todo muy extraño. Pero sí, por supuesto, me podía haber echado antes y haberme ahorrado a mi la mala hostia.

* Mi interpretación: se desahogaba gritándome.

menéame