EDICIóN GENERAL

Un jefe que grita suele ser un mal jefe, aunque no lo parezca. Antes que gritos, formación

lo malo de los jefes gritones es que la gente con talento se suele marchar y quedarse los 'enchufados', chotas, etc

menéame