EDICIóN GENERAL

Un jefe que grita suele ser un mal jefe, aunque no lo parezca. Antes que gritos, formación

A mi me encanta cuando mi jefe grita: ¡¡Estoy hasta los cojo... de estar rodeado de gilipo...!!
Y cuando le explicas educadamente que el equivocado es él, lejos de reconocer su torpeza o ignorancia responde: Pues, no lo entiendo.

menéame