EDICIóN GENERAL

Cuando sea vieja, me moriré. Opinión de una médico sobre alargar excesivamente la vida

Sí, pero estamos hablando de nuestros padres, no es tan fácil firmar la autorización que acabe con la vida de alguien y mucho menos cuando es un ser querido.

Después de la muerte ya no hay vuelta atrás, estoy de acuerdo con el artículo pero se que no firmaría la muerte de mi madre mientras quedase un pequeño hilo de esperanza, aunque fuese falsa.
#16 ...la creación de cuerpos robóticos desechables.
¿A qué contenedor tendremos que echarlos?
#3 haced el testamento vital para que no os pase
El problema es que en un testamento vital no puedes prever todas las posibilidades: estar demenciado, pero con unas condiciones físicas aceptables; estar en coma de forma indefinida, pero no definitiva; estar totalmente impedido físicamente, pero con una mente lúcida; tener una enfermedad incurable, pero sin dolor físico, etc.
#9 Si eres familiar, esas dudas se multiplican.
#11 Como muy bien dice #41, de jóvenes, la mayoría preferimos la muerte al sufrimiento. Pero cuando la muerte está muy cerca, en la mayoría de los casos que conozco, la persona se resiste a "la parca".
...morirse es un fracaso personal y profesional.
Socialmente, se potencia la incansable resistencia a la muerte: se alaba a quien sale de una grave enfermedad, diciendo que "no se ha rendido, ha luchado, que su curación se debe a su fuerza de voluntad..."
Esa alabanza implica una censura a "los fracasados" que fallecen por esa misma enfermedad.
#9 no sé si tienes razón, pero sí sé que pienso exactamente igual que tú
#9 Mi padre murió de cáncer de pulmón, bueno, exactamente de una infección generalizada en la última fase del cáncer, al estar inmunosuprimido por la quimio... cuando estaba ingresado, retorciéndose de dolores, y sin apenas estar consciente (por los calmantes) el médico nos preguntó si queríamos que hiciesen algo "extraordinario" para mantenerlo con vida... que probablemente pudiesen, pero que mi padre iba a durar muy poco más, quizás unos meses... ninguna dudamos, ni mis hermanas ni su hermana... sí, era nuestro padre (y hermano para mi tía), pero precisamente por ser quien era no queríamos que, por compartir un poco más de tiempo con él, lo pasase sufriendo, cuando su enfermedad era ya incurable... ojalá si yo estoy en esa situación, mis familiares hagan lo mismo, que ya se lo he dicho, pero ojalá obedezcan...

menéame