EDICIóN GENERAL

Unas conexiones que se repiten desde hace años: Militares y policías aparecen entre los agresores ultras

Cojones, pues no se que tontean, a la puta calle y que se busque otro trabajo. En todos lados hay gente de todo tipo, y la seguira habiendo. Todo esto dando por supuesto que ese grupo ha cometido actos de mala fe, extensible a cualquier grupo de personas.

menéame