EDICIóN GENERAL

Visto esta misma tarde en la Calle Preciados de Madrid

No se parece al Papa Benedicto, tiene rostro de buena persona.

menéame