EDICIóN GENERAL

Discurso de Beatriz Talegón ante la Internacional Socialista

En el manido libro del Principito ya se puede ver la historia del astrónomo que se puso un traje y fue respetado y escuchado por todos. Pues esto es igual, pero con hoteles de cinco estrellas y cenorros de alucine.

menéame