EDICIóN GENERAL

Los 20 euros, para ayudar a Urdangarin

Es que una mujer en silla de ruedas necesita ayuda, no limosna.
Y esta señora ha entendido que aceptar esos 20 euros era vender su dignidad, que por lo visto vale bastante más.

Me parece muy bien hecho. Lo que pasa que no sé si lo habría mandado a la familia real. Yo lo habría repartido entre toda la panda de cabrones, que están todos muy estresados en estos momentos.

menéame