EDICIóN GENERAL

España gasta más al año en profesores de religión que en programas de ayudas a proyectos de investigación básica

JAJAJAJA. Que ridículo. Que sean por lo menos pastafaris que por lo menos te ries.
No en serio, financiar un credo es patético, digno de la edad media. Quien quiera rezar y creer en cosas raras que lo haga en su casa.

menéame