EDICIóN GENERAL

Cómo un ingeniero puede sorprender a su hijo

Yo me hice, como otros niños de mi edad, lo que llamabamos un "carretón" que consistía en una tabla a la que le colocábamos un eje trasero, de madera, con dos rodamientos viejos de bolas y delante uno solo con manillar para controlar de dirección. Teníamos que ir de rodillas y cuesta abajo ¡¡¡ éramos los reyes del asfalto !!!
#69 reyes sin dientes??? jjajaj :-P

menéame