EDICIóN GENERAL

“El Vaticano siempre ha sido una empresa de negocios, lo de la religión es secundario”

No tardarán en instalarse en las grandes superficies comerciales con sus cajeros penitentes incluidos

menéame