EDICIóN GENERAL

Caixa Galicia alentaba a sus trabajadores a vender preferentes a través de mensajes amenazadores

Esto confirma una vez más que fue una estafa perfectamente planificada y ejecutada para intentar sanearse (o más bien ganar tiempo para culminar el saqueo) a costa de los pobres.
Putos Robin Hoods inversos de mierda.

menéame