EDICIóN GENERAL

Caixa Galicia alentaba a sus trabajadores a vender preferentes a través de mensajes amenazadores

Sí, pobres trabajadores indefensos, ¿no? Pues para mí son tan culpables como sus jefes. anda que no he tenido yo experiencias nefastas con ellos; afortunadamente ya hace un año que me saqué de ese nido de víboras.

menéame