EDICIóN GENERAL

Rodrigo Rato, a Telefónica.

Sería gracioso si no fuera tan doloroso el ver como en este país a los chorizos no se les castiga, sino que se les premia por los servicios prestados.

menéame