EDICIóN GENERAL

Fuerte polémica por el uso arbitrario del ‘derecho de gracia’

Hay una gracia que sí deberiamos concederles a algunos de los desgraciaos que se aprovechan de ella: la del tiro.

menéame