EDICIóN GENERAL

La política no me interesa

Claro, no existe el cuñado pepero que se pasa la cena echando pestes contra Zapatero, culpable hasta de que esté lloviendo. Ni el niñato facha, que quiere dar hostias a los putos moros, sudacas y rumanos. Porque la gente de derechas nunca habla de política, no que va.

A mí dejadme cenar tranquilo y olvidarme del tema por un día, anda.

menéame