Una joven diputada saca los colores a Fátima Báñez

#133   #72 Otra solución a añadir. Recalificar la disciplina de partido como un ejemplo tifificado de censura política y por lo tanto denunciable y perseguible (el mismo tipo de ilegalidad que las amenazas y coacciones), de lo cual se hiciera responsable el secretario general del partido.
votos: 1    karma: 18

menéame