Cómo criar hijos ateos

#6   #2 tranquilo las monjas hacen bien su trabajo para que sean buenos ateos algún día. Y lo digo totalmente enserio.
votos: 53    karma: 387
#22   #6 Sí, es una buena manera de forjar un rebelde www.rtve.es/alacarta/videos/la-forja-de-un-rebelde/forja-rebelde-capit
votos: 0    karma: 6
#35   #6 Conmigo lo hicieron xD xD xD.
#34 No conoces esas circunstancias.
#33 Yo soy atea, y estoy encantada con los Reyes, Papá Nöel y demás con mis sobrinas. Para ellos es algo separado de la religión, es una simple historia en la que si se portan bien reciben regalos sorpresa y punto. No veo eso nada divertido, al menos a ciertas edades.
votos: 6    karma: 66
 *   LadyMarian LadyMarian
#36   #35 Bueno, por eso no me he atrevido a criticarte duramente. Porque no conozco las circunstancias.

Partiendo de la premisa de una educación en donde únicamente se habla de religión cuando es necesario para explicar la historia, no se trata de que los padres eduquemos a los hijos ateos. Se trata de que los eduquemos hijos libres de religión y que ellos decidan cuando sean mayores. Es decir, no se trata de donde hay una página de religión substituir esa página por la de ateismo, sino simplemente de arrancar la página de religión y no poner nada en ese espacio.

Yo personalmente lo llevo muy bien. De vez en cuando hay preguntas como que es rezar, una iglesia, orar,... y se afronta con respeto. Yo personalmente les explico que no creemos en la religión porque me parece exactamente igual que creer en fantasmas, brujas o similares. Pero que hay gente que si que cree y, por ejemplo en el caso de orar, considera necesario hacer plegarias a su dios (decirle que bueno que es y pedirle cosas). Muchas veces se reunen para hacer esto en un edificio construido exprofeso que para los creyentes católicos se llama iglesia, los musulmanes mezquita,...
Se les explica que la gente cuando muere no va donde ellos ven, al cementerio y se reintegran con el 'cosmos' o la tierra y que sus pensamientos desaparecen de ellos, pero las cosas buenas y malas que hayan hecho siguen vivos en nuestra memoria.

Esto es asumido por los niños de una manera extraordinaria. Aleja miedos a cosas sobrenaturales como fantasmas brujas, al eliminar todo lo sobrenatural de la vida diaria y circunscribirlo a la fantasía.

Y personalmente para uno, como yo, cuando viene de una formación cristiana muy fuerte, asumir el ateismo, cuando se asume (paso previo por el agnosticismo que considero un paso inevitable en el cual uno, debido a su educación no termina de romper completamente sus cadenas) es una tremenda liberación. El ateísmo te da una comprensión del mundo muy superior. Yo, comparando con mi vida creyente, incluso muy creyente me atrevería a decir, me parece tener una comprensión del cosmos muy superior a la que uno tiene siendo religioso. Justamente la religión nos impide entender cual es nuestro rol en este mundo y un poco el sentido de todo.

Con los niños pasa lo mismo, pero mejor. Para ellos no es necesario romper con nada. Es asumido todo con una extraordinaria naturalidad, sin ser necesario dar explicaciones. Algo que me ha hecho comprender la artificiosidad de las religiones. Justamente lo complicado es hacerles entender una religión. Ahí hay mucho trabajo, durante muchos años.
Para que los niños entiendan el cosmos sin religión no hace falta explicar nada. Eso es justamente lo que hicimos nosotros, nada. Si no haces nada, la religión solo aparece cuando viene de algún estímulo externo, comentarios de otros, la tv,...
votos: 17    karma: 165
#101   #36 Pues yo siempre seré una gran defensora de los colegios católicos. Son la más eficaz fábrica de ateos que existente. Doy fé ;)

#2
votos: 1    karma: 16
#40   #33 Le peor época debe ser la navideña. Explícale, desde el principio, que los Reyes Magos y Santa Claus no existen y que por eso no va a tener regalos.

¿Tú sabes que los reyes magos no existen? Los regalos los hace la familia, no unos seres sobrenaturales. No por evitar la tradición de "tomarles el pelo" se evita la tradición de hacerles regalos.

#33 #35 Siempre me ha parecido un debate curioso. ¿Cómo afecta al desarrollo cerebral de un niño el que desde pequeño le "engañes" diciéndole que unos seres sobrenaturales le hacen regalos? ¿Afecta eso a su futura comprensión de la realidad? ¿Le hará más propenso a explicar las cosas mediante fenómenos sobrenaturales y no a aplicar el razonamiento científico? ¿Le produce algún efecto positivo? ¿Alguno negativo? ¿Le haría menos ilusión que los padres le dijeran directamente que son ellos los que le hacen los regalos?

Mmm, no quiero aventurarme a dar una opinión en un sentido o en otro, pero me parece una discusión interesante...
votos: 9    karma: 96
 *   vickop vickop
#42   #40 Eso que dices a partir de los 7-9 años perfecto, pero para niños más pequeños es como vivir un cuento de hadas, y me gusta "ese engaño". Es más: los casos que conozco (empezando por mis hermanos y terminando con primos y ahora sobrinas) una vez que conocen el "secreto" no se sienten defraudados porque siempre hay alrededor otros niños más pequeños y les pides ayuda para seguir manteniendo ese secreto con los menores. Se sienten mayores y parte de algo "de mayores".
votos: 2    karma: 32
#44   #42 Si bien te entiendo, me sigo preguntando lo mismo. Y no me refiero al tema de sentirte defraudado por conocer la verdad.

Un niño de 5 años, aunque tenga 5 años, está en plena fase de desarrollo del razonamiento, y cualquier evento a esas edades condiciona ese desarrollo. ¿Puede ese engaño de alguna manera condicionar el desarrollo del razonamiento de un niño? Y, en caso afirmativo, ¿es un efecto positivo o negativo?
votos: 0    karma: 8
#61   #33 #35 #37 Yo con 4 añitos, utilizando el coco, descubrí qué pasaba con el "tió" y a partir de aquí, quién eran los reyes y demás milongas. Y la verdad es que he crecido bien, en paz, sintiendome bien. No sabes lo bonito que es para un niño saber que todos los demás viven engañados por sus padres y él no. Saber que él ha ganado a los demás y a los mayores.
Esa sensación, ese extraño placer que sentía cuando era pequeño y veía a los demás niños, de mi edad o mayores haciendo el ganso, engañados, creyendo en sandeces como cualquier religioso, cuando yo solito lo había resuelto.

Creo que no lo he vuelto a sentir.
Sí, lo he vuelto a sentir. Cuando veo a creyentes de mi edad.

#49 Esa posición de superioridad sobre los creyentes es normal, yo lo veo una consecuencia lógica. Como en lo que he escrito aquí arriba.
votos: 3    karma: 18
#72   #61 Tú lo has dicho. Lo has ido descubriendo tú solito, pero en ese espacio de tiempo 'algo' tenía que rellenar ese vacío. Lo bonito es que tú te hagas tu propia idea.

Con respecto a lo segundo. Yo soy agnóstico y no me considero ni por encima ni por debajo de los creyentes y/o ateos, siempre en el caso de que no sean radicales y respeten la postura de otros. Creo que en el punto del radicalismo se ve el temor a los otros y es lo que jode la convivencia.
votos: 0    karma: 6
#76   #72 Sí, pero yo soy listo. ¿Todos los demás también?

Por otro lado, no se donde ves el vacío. En mi casa nunca se ha creído en Dios, y no tengo ningún trauma.
No hay vacío, al contrario. Como dice el autor del artículo, la inexistencia de un "padre", un "salvador" nos obliga a hacernos mejores a nosotros mismos. Una persona que hace el bien por que lo "dice" Dios, con unos grandes valores morales, pero que son los que son porque lo "dice" Dios. Una persona que no hace cosas "malas" por la amenaza de un Dios, no es una buena persona.
Una persona que se sacrifica, porque lo "dice" Dios, no se está sacrificando, está invirtiendo. Está esperando una recompensa de la mano de Dios.


Una persona, no puede ser plenamente una persona bajo la mirada de Dios. Por lo tanto, como Dios sólo te mira si crees en él:

Una persona, no puede ser una persona creyendo en Dios.
votos: 1    karma: 17
 *   --340235--
#91   #61 "No sabes lo bonito que es para un niño saber que todos los demás viven engañados por sus padres y él no" creo que es una afirmación muy discutible, al igual que el resto de tu comentario.

Que un niño crea en cosas mágicas o que se le oculten ciertas cosas, o que incluso se le mienta es absolutamente normal: su mente no está preparada para soportar ciertas realidades. Seguro que a todos se nos ocurren muchos ejemplos facilones sobre prácticas sexuales de sus padres, por ejemplo.

No hay nada intrínsicamente malo en fábulas como los Reyes Magos, los dragones mágicos, los cuentos... cualquier pedagogo te explicaría que son metáforas muy útiles para aprender jugando, despertar la imaginación y la creatividad y enfrentarse poco a poco al mundo. Otra cosa es que al niño se le adoctrine en chorradas (ya sean creencias religiosas dogmáticas, nacionalistas, o de otro tipo) y que no se le enseñe que debe ser escéptico ante todo.
votos: 0    karma: 9
#122   #91 su mente no está preparada para soportar ciertas realidades.

Esa es una opinión, y, en concreto, es tu opinión. A mí me gustaría ver algún estudio serio del tema.

Porque por la misma razón que tú das en el comentario, antes era tradición decirle a los niños que les traían las cigüeñas, y sin embargo, ahora no se les cuenta esa milonga. Y la razón para no contársela era la misma: "sus cerebros no están preparados para soportar esa realidad".

Algo me dice que no es especialmente positivo contarle esas mentiras a un niño.
votos: 0    karma: 8
 *   vickop vickop
#60   #6 Qué razón tienes¡. Yo estudie en colegio del Opus y en otro de curas, y soy ateo, ¡gracias a Dios!
votos: 1    karma: 19

menéame