EDICIóN GENERAL

La Universidad de Cádiz cobra por usar sus bibliotecas

Simplemente Deleznable, y como bien dice el trabajador bibliotecario, sin duda, es idea de un calientasillas chupatinta de turno.

menéame