EDICIóN GENERAL

El nuevo aeropuerto de Berlín: una chapuza sin fin

Vaya, hoy leo esto y ayer leí lo de que Merkel no quiere equiparar fiscalmente el matrimonio gay con el hetero. Va a ser que Alemania no mola tanto como pensábamos.

menéame