EDICIóN GENERAL

El manzanillo de la muerte, un árbol bajo el que no puedes echarte ni una siesta

#38 #2 De hecho mi abuela le ponía ese líquido a mi padre en las verrugas para quemárselas cuando era pequeño.
#40 ¡Vaya! Tal vez tenga que ver con cómo mi bisabuela sanaba las verrugas... Misterio familiar en camino de ser resuelto, gracias. :-)

Paranoias familiares aparte, solo entré para decir que he conocido a personas mucho más perniciosas que este árbol. ¡Ah! Y que los conquistadores que pringaron por guiris no me dan demasiada penita, la verdad.

menéame