EDICIóN GENERAL

El manzanillo de la muerte, un árbol bajo el que no puedes echarte ni una siesta

Este debía de ser el árbol al que Dios se refería cuando Adán y Eva fueron advertidos de cierto árbol.

menéame