EDICIóN GENERAL

La CUP aspira a ser el “caballo de Troya” de las clases populares

#36 Estoy de acuerdo con rojo separatista, partidos por una gestión democrática del poder, sin incidir en la economía o sobre todo y lo más peliagudo la sacrosanta "propiedad privada", tenían su momento en pleno crecimiento económico, cuando aparecieron partidos como "Otra democracia es posible", por ejemplo.

Pero en los momentos actules, en época de carencias, es de rigor que se cuestione no solo el modelo económico, sino los límites de la "propiedad privada".

menéame