5 científicos asesinados por la Inquisición

#9   #6 En mi opinión, la batalla (que aún hoy sigue viva) no es entre ciencia y religión, sino de la religión contra la ciencia.
votos: 8    karma: 66
#10   #9 Respeto y escucho tu opinión. Yo pienso que la religión no pelea contra la ciencia, sino contra las implicaciones morales y sociales de algunos experimentos, por ejemplo. Incluso cuando la religión se opone a alguna teoría, nunca se opone a la ciencia como una entidad.

Lo mismo podemos decir de las feministas que se oponen a la contracepción masculina, o de los ecologistas que se oponen a la experimentación con animales.
votos: 5    karma: 17
#13   #10 Obviamente la religión no se va a posicionar contra la ciencia en toda su amplitud, más que nada porque no puede negar evidencias ni hechos probados. Lo que ha hecho históricamente es oponerse a todo que iba contra sus creencias: heliocentrismo, circulación de la sangre, teoría de la evolución...hasta que iban cayendo por su propio peso (bueno, aún hay que sufrir a los creacionistas...).
Aún hoy hay quien teme donar un corazón por aquello de ser el órgano donde se alberga el alma...
votos: 3    karma: 33
#16   #13 Entonces no es contra la ciencia, sino cntra las ideas que amenazan su doctrina (sean ideas científicas o no).

Personalmente soy cristiano, y no tengo problema con que cuestionen mis creencias, pero otros sí las tienen. Cuando dudo de mis creencias, analizo mi duda y leo apologética, o discuto la cuestión con otras personas; me informo.

Yo creo que es un problema de actitud de algunos creyentes, no de la religión per se. Y no sólo sucede en la religión; algunos grupos de izquierda no hay quien los cuestione en algunos países.
votos: 7    karma: 52
#20   #16 Al final es lo de siempre, se trata de educación. Cuando los ignorantes se hacen con el poder absoluto, y cuando son los ignorantes los que sientan cátedra y doctrina, solo podrán imponer su argumentación sobre los inteligentes mediante el empleo de la fuerza.

Y la Iglesia ha tenido mucho de eso. Mucho científico y mucho clérigo estudioso, pero también mucho ignorante con demasiado poder en una posición que nunca debería haberle correspondido. La Iglesia siempre ha tenido estas dos caras de la moneda. En la españa medieval muchos monjes comprara libros árabes, que a su vez eran traducciones de libros griegos, para que esos conocimientos del mundo clásico fueran útiles a la Cristiandad. No veían ningún pecado en ello. Otros clérigos incultos, por el simple hecho de ver letras árabes, podrían comenzar a pensar en letras del demonio y saberes demoníacos. Pero hasta estos árabes tuvieron sus propios fanáticos ignorantes llegados de ordeñar ovejas al sur del Riff a gobernar megaciudades como Granada o Sevilla y quemar y crucificar sabios y poetas.
votos: 5    karma: 49
 *   xirimiri xirimiri
#50   #16 Es contra toda la ciencia, porque la ciencia siempre es susceptible de contradecir un dogma religioso.

Al igual que en una dictadura no se dice que se respeta parcialmente la libertad de expresión porque los ciudadanos son libres de alabar al dictador, en este caso no se puede decir que la iglesia respetara parcialmente la ciencia.

Como tampoco se trata de "algunos creyentes", sino de la unión del poder religioso con el poder político.
votos: 0    karma: 10
#14   #9 La religión (católica) no va contra la ciencia. Esta visión es un espejismo de la actitud de algunos radicales norteamericanos. Una prueba de ello es la presencia de científicos en el vaticano.
Los católicos apoyan la ciencia pero cuestionan la moralidad de algunos experimentos, principalmente los relacionados con experimentos con embriones, pues los consideran seres humanos vivos.
votos: 6    karma: 38

menéame