EDICIóN GENERAL

Ecología, esoterismo, soldados y hippies

#2 No te preocupes, también a mí me pareció raro, por no decir que me indignó bastante. Y no tengo muy claro que sea beneficioso para la agricultura o la ganadería ecológicas el verse incluídas en el mismo saco que la música terapéutica y los zapatos curativos.

Tampoco tengo muy claro que esté muy bien que un recinto que en parte depende de la Comunidad y del Ayuntamiento de Madrid de cabida a este tipo de actividades.

menéame