15 meneos
270 clics

Los zombis existen, pero no son como los pintan

Los zombis están en todos lados, desde exitosos programas de televisión como The Walking Dead hasta marchas multitudinarias en la Ciudad de México.Parecemos estar fascinados con estas criaturas horribles que están infectadas con una enfermedad desconocida que los obliga a gorgotear y ansiar cerebros. Estos zombis son, por supuesto, ficticios. Pero la idea de que un parásito pueda infectar y controlar a los animales es real.Hay varios ejemplos en la naturaleza de parásitos que manipulan el comportamiento de su huésped para lograr sus propias...
etiquetas: zombis, misterio, arañas, animales, control
usuarios: 13   anónimos: 2   negativos: 0  
6comentarios mnm karma: 135
  1. #1   Hay zombies, hay meneo xD
    votos: 0    karma: 8
  2. #2   La fascinación respecto al fenómeno zombi diría que es más una fascinación por el apocalipsis mas que por zombis.

    Eso es porque todos nos imaginamos como actuaríamos y nos gusta hacernos "pajas mentales", en el cine, literatura, se usa mucho el recurso de "uno contra el mundo", por eso triunfan las películas de ese tipo, de viajes en el tiempo, apocalipsis...
    votos: 0    karma: 11
  3. #3   "Pero la idea de que un parásito pueda infectar y controlar a los animales es real."
    Los goa'uld de toda la vida :-P
    votos: 0    karma: 6
  4. #5   Qué pesadez con los zombis.

    Es impresionante esta conspiración de los medios para ponernos a ver basura y hablar de basura generando violencia subconsciente.

    Desde sus primeras apariciones en la literatura, la palabra zombi ya estaba relacionada con el luto, la muerte y la esclavitud.

    Si los que no tenemos TV estamos saturados con tanto zombi ni me imagino los que se pasan el día pegados a la caja tonta o con los videojuegos.

    Esto es control mental, nos quieren alterados y el objetivo es distraer a la población de las cosas verdaderamente importantes.
    votos: 0    karma: 9
  5. #6   Me estoy acordando de los Goauld.
    votos: 0    karma: 7
comentarios cerrados

menéame