10 meneos
79 clics

Toda una vida para comer, 5 minutos para pensar

Mientras millones de personas pasan hambre otros millones sufren de sobrepeso. Hace justo dos meses en el III congreso de El Ser Creativo www.elsercreativo.com/ expuse las contradicciones que desde mi punto de vista condicionan la alimentación actual. Por supuesto, referidas a grandes cifras y no al reducto gourmet. De ahí surge esta reflexión en torno a los mecanismos que condicionan los modos de comer en el mundo occidental. Inteersantes reflexiones del crítico gastronómico Jose Carlos Capel sobre los problemas de la alimentación actua
etiquetas: alimentación, globalización, solidaridad
usuarios: 9   anónimos: 1   negativos: 1  
2comentarios mnm karma: 78
  1. #1   Tengo todas las respuestas a sus contradicciones, que es evidente que una persona como el autor no puede ver desde su status:

    1-no, no hay calidad en la alimentación, no para la mayoría y menos para los pobres. Nos venden mierda a precio de alimento y como alimento.

    2-no, sólo hay comida para todos en teoría, en la práctica, tiran grandes cantidades de comida tras especular con ella. Se especula con el precio del trigo de las cosechas de una década más tarde.

    3-no, se demonizan las grasas y los azúcares a través de publicidad engañosa, porque no hay trazabilidad alimentaria fiable ni exahustiva. Sólo personas que intentan corregir su peso porque desconocen los alimentos REALES que hay en el envase del alimento que creen haber comprado. Así que no: no confunda ud. la demonización de clases de alimentos, cuando la mayoría de obesos lo son porque TAMPOCO es ahora cuado mejor alimentada está la gente. La de el entorno de ud. sí, porque mejoró estatus. Pero éso no es real. Así como no es real la generalización de la ensalzación de la delgadez. Es evidente que en su barrio no hay musulmanes ni africanos, ni americanos.

    4-que en su entorno haya amistad con algún gastrónomo famoso no licita que ud. haga un trabajo sin observación REAL, sin documentarse, tras desperezarse y mirar su ombligo y por su ventana. EStá claro que ud. no come verduras de zona radiactiva, frutas maduradas tras un mes en cámara de barco con polvo de piel de patata a la llegada del importador, ni compra en establecimientos de grandes súpermercados o de ahorro, y come ud. alimentos de calidad, sin añadidos para disimular la ausencia de ingredientes reales.
    votos: 0    karma: 7
  2. #2   TEXTO #1 CORREGIDO. (disculpen)

    Tengo todas las respuestas a sus contradicciones, que es evidente que una persona como el autor no puede ver desde su status:

    1-no, no hay calidad en la alimentación, no para la mayoría y menos para los pobres. Nos venden mierda a precio de alimento y como alimento. (ejemplo: arroz negro de Mercadona. Su receta "mejorada" prescinde de ingredientes como incluso la tinta del calamar, y añade montones de conservantes, colorantes y saborizantes, amén de sustituir el aceite de oliva por grasas desconocidas).

    2-no, sólo hay comida para todos en teoría, en la práctica, tiran grandes cantidades de comida tras especular con ella. Se especula con el precio del trigo de las cosechas de una década más tarde.

    3-¿sabe ud. que proliferan los artículos que sí acreditan que hay hambruna en España?

    4-no, sólo se demonizan las grasas y los azúcares a través de publicidad engañosa, porque no hay trazabilidad alimentaria fiable ni exahustiva.
    Sólo hay personas que intentan corregir su peso porque desconocen los alimentos REALES que hay en el envase del alimento que creen haber comprado. Así que no: no confunda ud. la demonización de clases de alimentos, cuando la mayoría de obesos lo son porque TAMPOCO es ahora cuado mejor alimentada está la gente. Lo cual viene a ser un símil da la banca que fomenta la refinanciación pasando a una usura legal: el alimento que se supone que adelgaza y se compra porque antes se consumieron alimentos que no eran lo que decían ser, con propiedades seriamente dañinas para la salud física, el colesterol y muchas más grasas y azúcares de los necesarios o coherentes.
    La de el entorno de ud. sí, puede estar demonizando alimentos de los que abusó, porque mejoró estatus. Pero éso no es real. Así como no es real la generalización de la ensalzación de la delgadez. Es evidente que en su barrio no hay musulmanes ni africanos, ni americanos.

    5-Lo que sí existe es una estafa bien acreditada y favorecida por el marco legal, de alimentos fálsamente lights, y alimentos "inteligentes", como zumos de precaria calidad a los que se añaden vitaminas sintéticas, cobrando así mucho más caro los peores alimentos, caso de tener aún propiedad alimentaria que justifique su nombre.

    6-que en su entorno sea ud. famoso no licita que ud. haga un trabajo sin observación REAL, sin documentarse, tras desperezarse y mirar su ombligo y por su ventana. Está claro que ud. no come verduras de zona radiactiva, frutas maduradas tras un mes en cámara de barco con polvo de piel de patata a la llegada del importador, ni compra en establecimientos de grandes súpermercados o de ahorro, y come ud. alimentos de calidad, sin añadidos para disimular la ausencia de ingredientes reales.

    Tiene ud. permiso para usar ésta información, no sin antes confirmarla ud. personalmente, para que se vaya familiarizando con ser profesional y cobrar por un trabajo real. Yo no soy profesional, sólo tengo mucho trabajo para comer cada día con bajo presupuesto e intentar comer sano. Afortunadamente, discierno dónde informarme.
    votos: 0    karma: 7
comentarios cerrados

menéame