2205 meneos
2233 clics

España gasta más al año en profesores de religión que en programas de ayudas a proyectos de investigación básica

Desde hace meses el Gobierno de España está estudiando cómo modificar nuestro sistema de educación superior (Universidad) e investigación pública (Universidad y centros específicos). Nadie sabe muy bien por dónde acabará saliendo la comisión de estudios nombrada al efecto, ni si luego el Gobierno hará caso a sus recomendaciones o no. En materia de investigación, de eso que se llama I+D+i, sin embargo, ya tenemos muchas pistas de por dónde van los tiros. El resumen de lo que está haciendo el Ministerio en la materia es sencillo: recortar.
etiquetas: investigación, religión, recortes
usuarios: 611   anónimos: 1594   negativos: 6  
67comentarios mnm karma: 540
  1. #6   España es una mierda de país, por si alguien todavía tenía dudas.
    votos: 10    karma: 71
  2. #17   Pero así es el mundo tal como lo han organizado algunos listos (pero los concordatos nunca se cambian, como osaria nadie, puede ser conflictivo).

    La absurda realidad: 25 gestores de fondos cobran lo mismo que 680.000 profesores
    www.meneame.net/story/absurda-realidad-25-gestores-fondos-cobran-mismo

    El PP rechaza revisar el Concordato de la Santa Sede porque puede ser conflictivo
    www.meneame.net/story/pp-rechaza-revisar-concordato-santa-sede-porque-

    ¿Conflictivo como lo de los taxistas, farmaceuticos, mineros, despedidos por la reforma laboral, pensionistas, ...?
    votos: 17    karma: 178
     *   capitan__nemo capitan__nemo
  3. #2   Lo que tiene que hacer esa secta católica (que asegura seguir una doctrina de ayuda al necesitado) es pagar a sus profesores, que taladran las mentes de los niños y adolescentes, con las leyendas de un libro que debería estar en la sección de Ciencia Ficción en cualquier librería,
    votos: 13    karma: 123
  4. #11   #2 Favor no confundir Ciencia ficción con fantasía histórica.
    Si los protagonistas utilizan ciencia suele ser ciencia ficción, si utilizan poderes mágicos inexplicables y que además vulneran las leyes físicas es fantasía y si además es en el pasado es fantasía histórica.
    votos: 13    karma: 130
  5. #14   Cuando tengan cáncer, ¿qué haran? ¿rezar?
    votos: 2    karma: 27
  6. #20   ¿Para cuándo la autofinanciación de la Iglesia católica?
    votos: 2    karma: 26
  7. #36   Y también gastamos más en profesores de gimnasia que en investigación básica. Y en profesores de cualquier otra asignatura. Seguro que el Estado también gasta más en servicios de limpieza que en investigación básica.
    Sensacionalista. Y más todavía por la manera tendenciosa de redactarlo.
    votos: 4    karma: -19
  8. #39   #36 Y también gastamos más en profesores de gimnasia que en investigación básica.

    Fíjate, en eso no gastamos ni un euro. En educación física tal vez, pero gimnasia, nada de nada. Y los profesores de educación física se han sacad primero su carrera, luego unas oposiciones y demás. Los de religión han sido elegidos a dedos por cuatro gilipollas.
    votos: 4    karma: 50
  9. #40   #38 El artículo dice cosas interesantes sobre la horrible gestión de la investigación en España:

    El sistema se ha basado en dar pasta, más o menos, a todos los que cumplían unos mínimos. No mucha, en general, pero repartida. Y exigiendo poco a cambio. Ello ha permitido florecer a quienes curraban, si bien lo han tenido que hacer muy bien para poder competir en Europa porque tenían normalmente menos fondos que sus homólogos de otros países, mientras que, a su vez, también se ha dado mucho dinero a gente que lo ha usado para su mayor gloria, para viajar, para montar cosas absurdas o para generar dinámicas clientelares con poco más de sustancia.

    En los años de la burbuja de Zapatero, el presupuesto de I+D tuvo crecimientos de más del 10% anual(y casi el 20%) 5 años seguidos. Imagínate, que se hubiera gastado bien. En vez de financiar a proyectos vacios, endogamias y construir laboratorios que no se han usado nunca.
    votos: 1    karma: 18
comentarios cerrados

menéame