1. lamonjamellada Una de las cosas buenas de mi trabajo es la perspectiva. Cuando estás trabajando con gente que te saca, de media, 50 años tienes ante ti una perspectiva del copón y, si sabes (o quieres) aprovecharla, puede resultar el mayor aprendizaje de tu vida.

    Hablando de lo divino y humano con una señora de 95 años le pregunté qué era lo que más le había satisfecho de su vida. Se quedó un rato pensando y me contestó que siempre ha creído que lo mejor está por venir. Incluso ahora. Que no es que no hubiera vivido momentos realmente felices y satisfactorios, pero que no se cerraba a que mañana fuera el mejor día de su vida.

    Sé que es un tema de envejecimiento, sé que tiene que ver más con la fisiología que con otra cosa, pero de verdad que admiro la serinidad que algunos mayores consiguen dominar...
    votos: 39    karma: 421
  1. eolosbcn @lamonjamellada 30 votos y ningún comentario. Y es porque realmente, no hay nada más que añadir.
    votos: 2    karma: 22

menéame