1. Samarkanda @Pyroflash A mi también me parece muy extremo para ser verdad. Pero es que no veo ninguna posibilidad de salir mejor de algo así. En Barcelona hay restaurantes a patadas, después de ver esos tratos, esas peleas, esa comida con mala pinta... Como que pasas de entrar jamás, la verdad.

    Salvo que les paguen una pasada a los del restaurante y sus cuentas sean que les compensa lo que cobren a modo de finiquito no me cuadra qué pueden ver de bueno en eso.
    votos: 3    karma: 28

menéame