Ellas, clases de cocina; ellos, de gestión

  1. #35   A ver, hay aquí cosas que me rechinan, es una noticia bastante sensacionalista. El asunto sería denunciable en los siguientes casos:

    1) El mismo centro distingue entre alumnos y alumnas y a los unos no les permite estudiar lo que a las otras, y viceversa;
    2) Una chica que quiera estudiar algo telecomunicaciones no tiene ninguna opción para hacerlo en ningún centro de su comunidad, o un chico nada de cocina;
    3) Los centros sólo para chicos o sólo para chicas son de reciente creación.

    Tal y como yo entiendo la noticia, no se da ninguno de estos tres casos. Los centros que son para chicos o para chicas son así porque así han sido desde hace 50 años. Creo que esto se debería cambiar, que la administración debería obligar a que se hagan mixtos en un tiempo prudencial si quieren mantenerse como concertados, igual que se hizo con los colegios en su momento (al menos en Madrid). Pero este hecho aparte, veo perfectamente normal que se guíen por la demanda existente a la hora de ofertar sus cursos. Una vez que tú ya te has decantado por hacer un centro para chicos, lo normal es que ofertes lo que sabes que ellos demandan más. Y lo mismo para las chicas. No tiene nada que ver con que chicos o chicas tengan o no derecho de estudiar unas cosas u otras. Es pura oferta y demanda. No es como si no aceptasen chicas porque no tengan derecho a estudiar telecomunicaciones. No. No las aceptan porque es un centro para chicos, nada más. Y al revés igual.

    #18, yo también estudié teleco. Sí, había chicas. Pero vocación, lo que se dice vocación, entendida como ser un friqui del tema y saber mucho más de ordenadores y redes de lo que te enseñan en clase, y presentar unos trabajos en asignaturas de software o de electrónica que daban mil vueltas a lo pedido... todos esos friquis eran chicos.
    votos: 1    karma: 16
comentarios cerrados

menéame