El Frankfurter Allgemeine se lamenta de que en España «no dimita ni Dios»

  1. #21   El problema es que su imagen no va al infierno. Lejos de ese lugar, acaban siendo reelegidos con mayoría absoluta o en un puesto de director general, consejero o vicepresidencia. Adoramos a los corruptos, nos encantan sus mentiras y ese embriagador aroma a "por si nos cae algo".
    votos: 1    karma: 16
comentarios cerrados

menéame