Esta es la 'Comisión Sinde'

  1. votos: 2    karma: 25
  2. #43   #37 un poco sí, es una forma de hacer curriculum y dar a conocer tus otras aplicaciones. De todas maneras, en Android, la licencia de Google Play la pagas solamente una vez, asi que gastos de distribucion tampoco son muchos.
    votos: 2    karma: 28
  3. #46   #37 Si analizas la cantidad y tipología de las aplicaciones libres verás que algo debe de haber, sino nunca hubieran sido desarrolladas en primera instancia.

    ¿Qué es ese algo? Hay muchas respuestas. Como bien dices algunas aplicaciones son rentables, se pueden monetizar fácilmente vía publicidad o dando soporte (software as a service). En otros casos la aplicación no es rentable pero el desarrollador gana dinero ofreciendo servicios de consultoría o software bajo demanda (desarrollos a medida para clientes corporativos). En estos casos la aplicación o aplicaciones no rentables dan visibilidad y prestigio a la empresa responsable del desarrollo.
    Y luego resulta que hay muchas cosas que se desarrollan sin ánimo de lucro. Muchas pequeñas cosas se hacen para uno mismo, para resolver problemas que uno tiene, y luego se liberan. La informática, desde sus inicios, ha sido un hobby para mucha gente y gracias a Internet esta gente puede cooperar y organizarse para hacer desarrollos muy complejos; las motivaciones van desde el "me lo paso bien haciéndolo" hasta el altruismo, querer "devolver" algo a la comunidad del software libre porque todos (probablemente tú también) hemos usado alguna vez alguna aplicación libre. Y tampoco hay que olvidar a la gente que desarrolla en el marco de un proceso de aprendizaje; la comunidad del software libre es un sitio estupendo para aprender. Luego está el crowdfunding, y por supuesto los mayores desarrolladores de Soft Libre son grandes corporaciones como IBM o Google, que no buscan monetizar las aplicaciones que desarrollan sino otro tipo de beneficios.

    Y podría seguir. Lo que está claro es que hay una multiplicidad de razones para desarrollar aunque la aplicación que desarrolles no sea rentable por sí misma, y la prueba es la misma riqueza del ecosistema de aplicaciones libres.

    Por supuesto esto no entra en conflicto con el software privativo. Hay cosas, como aplicaciones muy específicas destinadas al mercado profesional, que sigue haciendo mejor. Por ejemplo, no hay aplicaciones libres de edición de vídeo comparables a las privativas. Nunca verás a nadie montando un corto con cinelerra, por ejemplo.
    votos: 3    karma: 37
    1. #52   #37 La discusión carece de fondo porque es absurdo lo que dices, se puede cobrar por una aplicación y proporcionar las fuentes, se puede no cobrar y proporcionarlas igualmente, y hasta puedes cobrar y no dar fuentes como en la mayoría de los casos.

      A la mayoría de la gente, el hecho de tener el código fuente no le aporta nada, pagarían o dejarían de hacerlo del mismo modo, y desde luego a la inmensa mayoría si le das los fuentes de un programa, no van a ser capaz de compilarlos para generar los ejecutables finales.

      O voy más allá, puedes dar los ficheros fuente, pero no el resto de ficheros de datos asociados, como pasa por ejemplo en el Quake 3 y demás juegos liberados de Id Software.

      En general no hay apenas diferencia entre hacerlo o no hacerlo, pero a la gente que si que puede usarlo, le ofrece unas opciones muy amplias para tener la certeza de que ese software no les va a dejar tirados en el futuro o que, si lo hace, sea posible modificarlo.

      Y como ya he dicho, se puede perfectamente cobrar por software del que proporcionas el código, otra cosa es que queramos ligar eso a que sea gratis, pero no dejará de ser un pensamiento absurdo porque no siempre es así ni tiene por qué serlo.
      votos: 1    karma: 17
      comentarios cerrados

      menéame