El tic traidor de Rajoy

  1. #44   Es así de sencillo: cuando comenzó el discurso estaba tan tenso que la aguja de su estresómetro se salía de la escala. Por tanto es fácil comprender que cada vez que encima de eso, tenía que mentir, se le aflojasen algunos esfínteres y el párpado izquierdo. Es una sobrecarga. De hecho se queda de pie un buen rato después de volver a su sitio, no lo vemos sentarse en las imágenes. Creo que Rajoy se caga literalmente ante la presión.
    votos: 0    karma: 7
comentarios cerrados

menéame