Un bofetón por sinvergüenzas

  1. #119   Pues después de leer los comentarios y a riesgo de que me frían a negativos voy a decir una cosa, parece que en general que lo que molesta es que los políticos tengan dietas. Yo entiendo que en un sitio que se recorta tanto (sea empresa o estado) que se sigan poniendo comilonas tremendas, viajes en primera clase y tal pues entiendo que jode y que el que gestiona, si es un poco listo, también le pone coto y dice que ojito, que no tienen mucho dinero ahora, que bajen el ritmo o le ponen un límite.

    Pero según leo aquí parece que un político o alguien con sueldazo tiene que poner de su bolsillo comidas y viajes que hace en principio para beneficio de su empresa (sea privada o estado). A mí, si mi empresa me manda a una reunión fuera y no me paga ni el transporte, ni el alojamiento ni algo para la comida, pues la mando un poquito a tomar por culo. Control sí, demagogia no. Otra cosa es que estén justificados o no esos viajes, estilo www.juntadeandalucia.es/presidencia/portavoz/gobiernoandaluz/075110/va y otros muchos, pero vamos, una cosa es gastar con cabeza y recortar y no dejar dietas a discreción y otra es que no les dejéis tener ninguna.
    votos: 0    karma: 9
    nom nom
  1. #121   #119 La clave es el control, y la coherencia. Sino se recorta en sueldos, se puede recortar en dietas superfluas. Y también se pueden eliminar cargos a dedo, asesores varios y gentuza que vive del cuento.
    votos: 1    karma: 21
comentarios cerrados

menéame