Venden como chatarra la máquina del siglo XIX que bombeaba agua al tren desde el Río Pisuerga

  1. #27   #25 ¿No es un comentario un poco demagogo el que haces?. ¿Que haces tu usando un ordenador cuando hay niños muriendose de hambre en Africa? Y si, estoy siendo sarcástico. Mas allá de que en este caso no esté seguro de su valor histórico la conservación del patrimonio histórico es algo que por mal que estén las cosas se debería mantener... Una vez que algo valioso y hecho hace mucho tiempo se pierde ya no va a volver y como dice #26 es posible que pueda servir de base para una industria turística.
    votos: 6    karma: 57
  1. #32   #27 El ordenador desde el que escribo NO ha sido pagado con 'dinero público'. (Se trata de una herramienta privada, NO de un patrimonio público).

    Efectivamente: Cuando una cosa del pasado se pierde, ya no vuelve. Y cuando una persona se pierde, tampoco vuelve.
    Así pues, reitero la pregunta: ¿qué hay que salvar primero, cosas o personas?
    votos: 2    karma: -8
    1. #38   #32 Las dos!... Siendo cabrón te diría que una cosa no se puede salvar sola, una persona si. Y la verdad es que aquí aunque se estén pasando las cosas canutas no hay nadie muriendose de hambre, por lo que aunque haya gente que lo esté pasando mal tampoco estamos dejando morir gente y salvo los ultimos recortes a nadie se le está echando de un hospital sin atenderlo. Ahora si me dices "una casa para todo el mundo, coche y dinero para ir de copas"; lo siento, pero yo no quiero aportar. Y te lo digo desde el punto de vista de una persona que tuvo una época en la que "darse un lujo" era ir a la tienda a comprar un chorizo para cenar y me lo pensaba varios días y que se pasó meses a arroz, huevos y patatas.
      votos: 3    karma: 30
  2. #43   #25 Absolutamente deacuerdo, hay un monton de broza por ahi que con la excusa de su propia obsolescencia, se quedan permanentemente afeando el resto y generando gasto inutil.

    #26,#27,#28 Vivis en casas de barro? Pues deberiais.
    votos: 1    karma: 14
comentarios cerrados

menéame