Te debo dos céntimos...

  1. #169   Esto me parece un gran ejercicio de mirarnos los dedos de los pies, eso pasa en infinidad de ocasiones, para ambos "bandos". El que conozca a alguien que trabaje cobrando, sabrá lo que le digo. Lo único que no se justifica es la mala educación.

    De hecho una vez vi como una clienta le montó un pollo a una amiga, porque le devolvió de menos, y juraba que le dio dos monedas de dos euros en vez de una de dos y una de un euro. A la señora le dijo que ella no tenía en la caja más que una moneda de dos euros, que era la que ella le había dado, y la señora se enfadó más. Al final se fue refunfuñando cosas de la crisis y que todos eran unos ladrones.
    votos: 0    karma: 6
comentarios cerrados

menéame