Te debo dos céntimos...

  1. #139   #0 Lo que me llevó a romper la Hoja de Reclamaciones no fue la disculpa del empleado, sino Twitter. Pensé que mi queja tendría más eco por la vía 2.0, abierta a cualquiera, que por un trámite interno que vete a saber donde hubiera terminado.

    Pues no, ir a quejarte a Twitter, a menéame o a Facebook vale lo mismo que ir a quejarse al bar, ¡de nada, inútil! Si no pones hoja de reclamación cuando detectas un comportamiento irregular seguirá habiendo als mismas irregularidades siempre. ¿Sabes lo que va a pasarle a ese inútil con tus quejas en twitter? Absolutamente nada, porque no se van a enterar. En el mejor de los casos se echará unas risas a costa del agarrao ése que tiene un morro que se lo pisa, que quiere irse debiendo 5 céntimos.
    votos: 1    karma: 21
  1. #140   #139 Lo que tu quieras pero a mi no me digas nada... díselo a él en su blog ;)
    votos: 0    karma: 19
comentarios cerrados

menéame