Te debo dos céntimos...

  1. #117   #67 Ya, eso está bien, pues les sacas del gran apuro de tener que ir a buscar cambio, cosa que deben hacer, o en última instancia, poner de su bolsillo cómo hacía yo porque no podía salir de la tienda a buscar cambio, y a final de jornada sacar lo mío de la caja y todos tan contentos. También habían clientes muy comprensivos y amables, que salían ellos e iban al cajero a sacar cambio de manera voluntaria, y a esos, les hacía después un pequeño descuento (lo que me permitía cómo máximo el jefe). ¡Anda que no me peleé veces con mi jefe para que dejara cambio en la caja! que tenía la mano muy larga para dejarla completamente vacía nada más empezar el día, y menos mal que yo salía de casa con el bolsillo lleno de calderilla porque no quería pasar pro la vergüenza, ni de pedir, ni en no poder dar cambio, que eso queda muy feo.

    Veríamos a ver que pasa si tienes tu un apuro y vas a correos a pagar algo con sellos que tienes en tu casa. ¿Los aceptarían? ;)
    votos: 0    karma: 7
     *   f2105 f2105
comentarios cerrados

menéame