Críticas y alguna amenaza a la revista Mongolia por un cartel con la imagen de la Macarena de Sevilla

  1. #14   #12 Vale, desquiciada ha sido un mal término, pero en la acusación exponía unos prejuicios desmedidos contra el crucifijo, que sobrepasaban con mucho una mera petición de neutralidad. El crucifijo no tenía por qué estar ahí, pero no es un símbolo pernicioso que dañe a quien lo ve como se pretendía y como todas estas campañas clamaban.
    Igual que la Avenida Carlos Marx en Gijón o División Azul en Oviedo no hacen de quienes habitan en ellas unos comunistas o franquistas.

    En todos estos casos la mayoría de los padres estaban de acuerdo en que hubiese un crucifijo.
    votos: 3    karma: 25
  1. #17   #14

    Bueno, luego ya las acusaciones son otra cuestión. Pero si nos ponemos con el sacrosanto respeto a las ideologías, esa señora tiene tanta razón como los católicos que opinan que otras ideologías les agreden por existir y por lo que sea.

    En cuanto a los prejuicios, si esta mujer entraba en los temas de violencia, irracionalidad, machismo, homofobia, dogmas absurdos, etc, eso no son prejuicios. Es historia por un lado, y actualidad plena por otro.
    Otra cosa es que eso lo transmita el crucifijo en sí vez de la ideología que simboliza.
    Como mucho el crucifijo transmite tortura (porque sí, es la imagen de un señor torturado).

    Pero el comentario que hace #2 tiene perfecto sentido. Los talibanes y demás fanatiquería islamista se mosquea ante una representación de mahoma, sea como sea. Bien, esto es una representacion de la virgen totalmente blanca, como mucho con un globo de texto totalmente irrelevante. ¿Se van a poner ahora a protestar los católicos porque haya personas no autorizadas que representen sus ídolos fuera de la significación religiosa?

    Y aquí hablamos del alcalde de Sevilla, no un cualquiera.
    votos: 7    karma: 76
    1. #19   #17 Un alcalde de Sevilla que, recuerdo, inauguró una estatua del Papa de cuatro metros, sin tener en cuenta, que yo sepa, los sentimientos de todos los sevillanos, esos que él dice que se sienten ofendidos por la imagen de la revista: www.huffingtonpost.es/2012/08/14/el-alcalde-de-sevilla-ina_n_1774971.h.
      votos: 7    karma: 68
    2. #20   #18 Vale, muy bonito, pero no sólo los individuos tienen derechos, sino también los grupos y así lo reconocen todas las legislaciones. Según lo que dices, no existirían los conceptos de soberanía o genocidio, por ejemplo.

      #17 Ya he dicho que esto me parece una tontería, y que probablemente se deba al exaltado apego a todo lo que hay en torno a las celebraciones de Semana Santa. Pero de ahí a los talibanes hay un trecho.
      Que el alcalde es un capillitas, pues vale, puede opinar y seguro que representa a una parte significativa de los sevillanos. Pero no puede forzar nada.
      votos: 0    karma: 9
comentarios cerrados

menéame