Críticas y alguna amenaza a la revista Mongolia por un cartel con la imagen de la Macarena de Sevilla

  1. #5   #2 Ah, ahora para evitar que les llames talibanes va a ser que no pueden molestarse por algo que consideran falta de respeto.
    Como si no se quejase todo el mundo de las cosas más variopintas. De la religión especialmente, hay gente a la que hasta le parece ofensivo ver un crucifijo y monta un pollo por ello, fíjate tú.
    votos: 16    karma: -20
  1. #10   Tiene tela considerar irrespetuosa la imagen de la portada.
    Que da absolutamente igual si lo fuera, pero en fin, es que ya ni siquiera esto.

    #7

    Quizá es que trata de imitar el acento andaluz.

    #5

    Ya, y como todos podemos ver, se les ha hecho muchísimo caso y se han prohibido muchos crucifijos de forma privada.
    De hecho han salido alcaldes protestando.
    votos: 6    karma: 69
     *   DexterMorgan DexterMorgan
    1. #101   #10 Lo que tú llamas acento andaluz es acento sevillano, que no se parece en nada al de Jaén, Granada o Almería, donde no decimos "ustedes" por "vosotros", ni seseamos (la mayoría), ni decimos "mi arma", "quillo" o "arsa".

      De Almería a Huelva hay la misma distancia que a Castellón, por poner un ejemplo, así que al menos en lo relativo al dialecto o acentos, no conviene meternos a todos los andaluces en el mismo saco.
      votos: 0    karma: 6
  2. #18   #5 Yo no tengo por qué respetar religiones, credos, o libros de Tolkien. Respeto a la gente. Es como si tuviera que respetar un poster de Luke Skywaker haciendo una parodia por si ofendo a algún fán de la guerra de las galaxias.

    Pues no.
    votos: 21    karma: 191
     *   Ander_ Ander_
    1. #20   #18 Vale, muy bonito, pero no sólo los individuos tienen derechos, sino también los grupos y así lo reconocen todas las legislaciones. Según lo que dices, no existirían los conceptos de soberanía o genocidio, por ejemplo.

      #17 Ya he dicho que esto me parece una tontería, y que probablemente se deba al exaltado apego a todo lo que hay en torno a las celebraciones de Semana Santa. Pero de ahí a los talibanes hay un trecho.
      Que el alcalde es un capillitas, pues vale, puede opinar y seguro que representa a una parte significativa de los sevillanos. Pero no puede forzar nada.
      votos: 0    karma: 9
  3. #74   #5 Pueden quejarse todo lo que quieran por algo que consideran que les falta al respeto, pero aquí no estamos hablando de eso. Aquí de lo que estamos hablando es de gente que insinúa que la revista Mongolia no debería haber hecho ese cartel y que deberían retirarlo. Es decir, estamos hablando de un planteamiento de censura. Si a ellos les parece ofensivo el cartel, que lo digan y que lo critiquen cuanto quieran. Pero que no intenten impedir que se publiquen carteles como ése utilizando la ley o la fuerza bruta, porque eso es mucho peor que cuanto pudiera dibujarse sobre la religión o cualquier otro tema.
    votos: 3    karma: 38
comentarios cerrados

menéame