Portada de El Mundo, lunes 21/1/2013

  1. #214   #151

    Muchas veces, cuando se busca aceptación, se cambian algunos comportamientos que se entienden como incorrectos de cara a la sociedad, comportamientos que son supuestamente malos.
    En nuestro caso, de la homosexualidad está mal visto el tema de la promiscuidad y la libertad sexual que en teoría al quedar apartado de la estructura tradicional, era algo mas liberado y sobre todo mas visible.

    Y ahora, con la cosa de la presunta aceptación, desde muchos ámbitos se nos pide o se nos exige que dejemos de "dar la nota", que ciertas formas de reivindicar no son necesarias, etc.

    Es decir, lo que no se capta es que no tenemos por qué dejar de ser como somos porque no le hacemos daño a nadie ni nada. Esto no es un cambalache de derechos a cambio de particularidades con el colectivo.
    Por supuesto, hay muchos gays que no piensan así, hay muchos que no se ven representados por tal y cual, que no les gusta el orgullo, etc.
    Bueno, yo a ellos solo les puedo decir que no tiene por qué gustarles ni por qué ir ellos así o lo que sea, pero que estaría bien que no exigieran ellos a los demás que dejen de ser como son.
    Yo sin ir mas lejos no pego con esa forma de ser. Y me da igual, no voy a exigir que nadie cambie solo porque yo sea distinto a ellos.

    En cuanto a lo de transmaricabollo, no es que esté hecho contra ellos. El origen de esas palabras si está hecho a modo de insulto. Y lo que trata esa asociación es precisamente de coger el insulto, coger las particularidades que el tradicionalismo hetero-religioso ha considerado insultantes o malas, y darle la vuelta, quitarle el significado insultante al tiempo que se enarbola un poco como desafío. Vale, no sirve para todo el mundo, pero la estrategia es esa. No hay cosa mejor que ver a un homófobo decir "los maricas esto, los maricas lo otro" mientras habla contigo como si te conociera de toda la vida, y soltarle un "pues yo soy marica ¿algún problema?". Se les cierra la boca de inmediato.
    votos: 0    karma: 13
comentarios cerrados

menéame