La división celular, como nadie antes la había visto

  1. #13   #11 Claro, como tampoco podemos saber si esto lo hicieron una manada de unicornios rosas, y no por eso teorizamos acerca de los unicornios rosas.
    votos: 7    karma: 61
  1. #14   #13 uhm... ¿Me has leído? Tampoco tenemos capacidad para saberlo. Es decir: NO hace falta TEORIZAR porque es IMPOSIBLE saber si existe.

    Además, vaya tontería que acabas de decir... Ese Unicornio rosa, sería un dios (y tu mismo te llevas la contraria).

    Por cierto, te presento el AGNOSTICISMO
    votos: 3    karma: 38
     *   RocK RocK
    1. #15   #14 Tonterias las tuyas, no tendria porque ser un dios para nada.
      Podria perfectamete haber sido una raza de unicornios tecnologicamente muy avanzados capaces de crear el mundo y este tipo de vida(basada en el carbono) tal y como lo conocemos.
      O no tener todas las caracteristicas de un dios si no solo algunas.
      votos: 1    karma: 12
  2. #19   #17 "y tu? Ya has definido a los unicornios como rosas."
    Has sido tu eh el que los ha definido como rosas hace 1 hora (#13) xD

    #17 "Segun el imaginario popular, inmortales, omnipotentes, omnipresentes, omniscientes..." = Catolicismo

    Hay centenares de representaciones de dioses no omnipotentes ni omnipresentes, ni omniscientes, incluso en algunas religiones los dioses son mortales (en Asia sobretodo).

    "tampoco podrías decir que yo mismo no soy un dios"
    Efectivamente, no podemos decirlo, pero lo mas seguro es que si uno mismo fuese dios en el pensamiento de este aunque el no lo supiera, todos serían iguales que el y por lo tanto dioses. En este punto la relevancia de la función de dios sería casi nula.

    #18 Si, realmente si que es una tontería el discutirlo porque no podemos probarlo.

    Respecto a los unicornios debería haber dicho que "podrían ser", en vez de afirmar que "sería".
    votos: 0    karma: 11
    1. #20   #18 y #19, premio a las pajas mentales del dia. De buen rollo, eso sí :-D
      votos: 6    karma: 68
comentarios cerrados

menéame