Mi cuñado quería ser fotógrafo

  1. #74   Mi decálogo absurder con la fotografía (ver artículo sobre los decálogos)

    1. Soy un tipo de gatillo fácil: llevo una compacta en el bolsillo y desenfundo a la mínima. He tenido dos cámaras grandotas y para mí no compensa, me quedo con una de bolsillo. (ver 9)

    2. Mi hermano se pasó editando una semana 900 fotos de su último viaje. Después seleccionó 200. Yo le sugerí que invirtiera el orden.

    3. A nadie le interesan tus fotos en general, a no ser que salgan ellos. Si hay una foto en que salen ellos, se miran a sí mismos. Y nada más.

    4. A nadie le interesan más de 200 fotos de nada, o más de 5 minutos de show. Y el interés decae exponencialmente con el tiempo de exhibición. Aprovecho para saludar a mi primo, a quien enseñé 700 fotos con la cámara recién comprada y no me agredió.

    5. Mi cuñado es conocido por perseguirte con su iPhone para ponerte el vídeo de su último viaje, con fotografías y canción de moda. El día del bautizo de su hija puso a todos los comensales un vídeo con fotos de una autovía (lo juro).

    6. (Mierda, para qué habré puesto decálogo) También he de confesar que en cuanto atardece cualquier cámara de bolsillo merece ser sacrificada en una hoguera. Y que con el ansia de más megapíxeles casi todas las marcas se dedican a interpolar píxeles, de forma que cuando amplías la foto parece un Cezanne en el mejor de los casos, Van Gogh en el peor.

    7. Una vez pregunté a un amigo: "Oye, ¿por qué guardas las fotos desenfocadas, movidas, oscuras...?", y me dijo "Porque me recuerdan momentos o sensaciones". Ese día aprendí una valiosa lección. No volví a ver a mi amigo.

    8. Sólo hago fotos cursis cuando quiero ligar (eso incluye fotos en B/N o, incluso, atención, en sepia). Pero jamás he entrado en un Starbucks. Instagram no lo he utilizado porque no tengo teléfono inteligente de esos. A ver cuándo te rompes, Nokia antiguo (uno de los primeros con pantalla en color, eso sí).

    9. Nunca voy a hacer una foto como un profesional. Y vivo mucho más tranquilo pensándolo. Eso sí, da un poco de pena que me voy a ver auroras boreales sin una cámara buena. Pero qué se le va a hacer.

    10. La cámara de fotos es la mejor excusa que he tenido para aislarme cuando estoy aburrido o hasta las narices, te alejas, sacas la cámara y hala, a pasar el rato más entretenido. Por ejemplo, en visitas guiadas. Y además no quedas mal.

    Bueno, os dejo que tengo que hacer unas fotillos, ahora vengo...
    votos: 13    karma: 105
  1. #85   #74 Un decálogo no tienen por qué ser diez, pueden ser más o menos.
    votos: 0    karma: 13
comentarios cerrados

menéame