Los padres mienten a sus hijos… mucho y en todo el mundo

  1. #50   Estoy con quienes defienden "no tantas mentiras" a la hora de educar. No se trata de limitar la imaginación, sino que "la mentira" no se convierta en el recurso fácil a la hora de enseñar.

    Por ejemplo, un primo mío (6 años), de familia muy religiosa (procedente de Bolivia), tenía un miedo enorme a las máscaras: resulta que su madre, cuando su hijo veía gente con máscaras "de miedo", le decía que "cuidado, es el diablo" y cosas similares, y el crío pues normal que acabara con un miedo tan irracional (literalmente, se iba corriendo a los brazos de su madre al ver a alguien enmascarado). Pues yo, sin saber de donde podía venir esto (vinieron varios de mis primos y al empezar a ponernos máscaras, el de 6 años se fue corriendo), le quise (y quité) el miedo a ver gente con máscaras simplemente dejándole jugar con ellas durante unos ¿10? minutos, diciéndole que era una forma de divertirse. Y para más inri, mis tíos después diciéndome que no soy quién para educar a su hijo, que si el crío tenía miedo era normal y no se cuantas tonterías.
    votos: 0    karma: 7
comentarios cerrados

menéame