La gran cagada de Oprah y Microsoft

  1. #41   #11 Pues en que sabemos que lo que dice lo dice porque le pagan...ella sostiene una verdad fingida. Posiblemente no haya comprado 12 surfaces y si realmente le gusta un iPad ahora no puede decirlo. Cuando se descubre algo que desmonta tu verdad, el ridículo es supino para la marca, porque ya es demostrable que esa verdad fingida que nadie podía rebatir a primera instancia (que a tal famoso le gusta tal producto realmente) ha quedado descubierta.

    Del mismo modo, sabemos que Britney Spears no era una apasionada de la Pepsi pero nos debe vender eso, es una verdad fingida. Cuando la pillan bebiendo Cola, esa verdad se derrumba y es el hazmereir la marca.
    votos: 1    karma: 17
comentarios cerrados

menéame