Condenado por violación un hombre que tuvo relaciones sin protección con una prostituta.

  1. #43   #40 Si me dices que tú te has visto en esa situación, en la de elegir entre lavar lavabos o limpiar bajos a cerdos, pensaré que lo dices con sinceridad y conocimiento de causa. Hay muchas formas de esclavitud.
    votos: 1    karma: 20
  1. #47   #43 Yo más bien diría, por tus comentarios, que a ti no te gusta el "concepto" de la prostitución, de ahí que negativices al 100% el oficio sin considerar que hay muchas tías que aún pudiendo hacer otras cosas, o estudiar más, deciden follar para sacarse una pasta. Que a ti no te guste no quiere decir que no haya tías que escojan libremente esa opción.
    votos: 0    karma: 6
    1. #49   #47 Vuelvo a decirte lo mismo; si tú te has visto en esa situación, a lo mejor me lo creo.

      La prostitución de chicas (y chicos) jóvenes de clase media-alta (que no niego que exista) es prácticamente anecdótico (al menos en España) en comparación con el resto del negocio de la prostitución. Legislar por este sector sería, como poco, demagógico y clasista.

      #48 Lo mismo; ¿Y tú, tú te has visto en la situación de elegir? Con que facilidad se habla por aquí de "libertad".
      votos: 7    karma: 75
       *   --323154-- --323154--
  2. #48   #43 Yo conozco más de un caso de primera mano de personas que escogen libremente prostituirse.

    Tirarse 8 horas diarias de rodillas y limpiando los meos y vómitos de otros por una miseria al mes está más cerca de la esclavitud de lo que muchas mujeres hacen: ganar alrededor de 100 euros por cliente (o incluso 200), por lo que no tienen que trabajar muchas horas para sacarse un sueldazo. La gente que acude a putas no tiene por qué ser ni degenerados ni viciosos ni desagradables en el trato, son gente como la que te puedes encontrar en cualquier lugar.

    Lo que hacen las putas no es nada denigrante; es sexo, como el que realizamos cualquiera de nosotros, solo que a cambio de dinero.
    votos: 9    karma: 90
     *   Primate Primate
    comentarios cerrados

    menéame