El turno de Alemania: miles de ciudadanos en el umbral de la pobreza

  1. #35   Lo más divertido de todo es que la crisis es mundial, afecta a todos los países sin excepción, y es estructural: da igual lo que se haga, ya que bajo este paradigma la civilización no puede seguir funcionando sin llegar a un colapso.
    - Hay una sobrecapacidad productiva de todo: sobran trabajadores humanos y si me apuráis, también máquinaria. El desempleo está afectando a todos los trabajos, incluídos los de mayor cualificación.

    - Hay escasez de materias primas y sobre todo energía "clásica" (combustibles no-renovables). Por eso está habiendo un auge de las renovables en todo el mundo, incluídos países en los que tradicionalmente estas tecnologías no se consideraban. Países como EE.UU. nos intentan convencer con tecnologías como el fracking que son el equivalente energético a rebañar el fondo del plato y que ni de coña conseguirán colocar a EE.UU. en un puesto significativo de producción por mucho que intenten vender la moto (si fuese verdad ya lo habrían hecho antes).

    - Para mantener el sistema funcionando es necesario un consumo masivo, y ese consumo no hace falta decir lo que está ocurriendo con él en todo el mundo. Al desempleo le sigue la falta de consumo y a la falta de consumo le sigue la destrucción de aún más empleo.

    Es necesario cambiar la forma de funcionar. De la forma que se iba hasta ahora no hay posibilidad de continuar. La generación de riqueza tiene que ser reinvertida en la civilización y no en unos pocos. El consumo masivo y la producción sin control han de ser organizados a las necesidades reales y no hacia la máxima rentabilidad (que de todas formas está desapareciendo).
    votos: 4    karma: 39
comentarios cerrados

menéame